La universidad pública frente a la crisis del capitalismo

Autor: 
Mauro Espínola

El pasado jueves 29 de enero se realizó en el Senado el foro México ante la crisis: ¿Qué hacer para crecer? Lugar donde asistieron, entre otros personajes, José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México y Enrique Villa Rivera Director General del Instituto Politécnico Nacional. Ambos hablaron sobre el problema que el país, y en especial la educación superior, enfrentan con la crisis que actualmente se desarrolla a nivel internacional.

En dicho foro el rector de la universidad recalcó la importancia de la inversión en educación. Indudablemente esto es correcto, pero además de ello, se requiere la inversión en diversos sectores que no sólo permitan el acceso a la educación, sino en sectores que permitan a los estudiantes desarrollarse como tal. Poco le serviría a un estudiante una beca si aún con ella tiene que preocuparse por alimentarse, transportarse y vestirse. Por su parte Enrique Villa, director del Politécnico, recalcó la proporción de estudiantes en educación superior y la perspectiva de empleo para los mismos.

La hipocresía de estos sinvergüenzas sólo es comparable con la del propio Calderón quien aún intenta ocultar las magnitudes de la crisis en México. Es curioso observar cómo estos dos personajes se ponen la piel de oveja, cuando han sido ellos quienes por años han intentado llevar a cabo la privatización de la educación y ante su choque violento contra la juventud enardecida, han también sido ellos quienes la han golpeado y desorganizado. Recordemos el papel del ahora rector de la Universidad en la huelga de 99-2000 intentando fragmentar la lucha de los estudiantes por la educación pública, y su posterior papel en el patrocinio y organización de los grupos porriles encaminados a desactivar la organización estudiantil después de la huelga. No menos nefasto ha sido el papel de Enrique Villa, quien en 2007 fuera el responsable de atacar al Comité de Lucha Estudiantil del Politécnico-Comité Estudiantil en Defensa de la Educación Pública (CLEP-CEDEP) quienes llevaban a cabo una lucha por el aumento a la matricula del Politécnico.

Indudablemente la crisis por la cual pasa el sistema capitalista pasará tarde o temprano por las aulas. Ante ello, no sólo es necesario el aumento al presupuesto público en educación, sino medidas encaminadas a frenar la deserción escolar por el aspecto económico. Es necesario que se implementen medidas tales como: comedores estudiantiles, reducción a las tarifas del transporte para estudiantes, reducción en el costo de las fotocopias, rescate de las casas de estudiantes, desaparición de los costos administrativos ilegales, el desarrollo de un programa amplio de becas y estímulos y por supuesto, el aumento a la matricula educativa pues sólo el año anterior en la Universidad fueron rechazados cerca del 90% de aspirantes que presentaron el examen de ingreso. Eso sin contar las cifras del politécnico, la UAM, Chapingo y demás entidades de educación pública a nivel local y federal.

Es indudable que el gobierno de Calderón, que representa intereses distintos a los de los estudiantes y trabajadores, intentará en un periodo no muy largo reducir el gasto que su gobierno espurio realiza en la educación pública, pues para él, esto no representa otra cosa que un gasto innecesario más. Muestra de eso es el escueto aumento al presupuesto de la propia Universidad y del IPN. Ante eso, es indispensable que los estudiantes luchemos por la defensa de la educación pública y por la implementación de medidas extraordinarias contra la crisis económica, que tarde o temprano llegará a tocar a las puertas de nuestros salones de estudio. Ahora más que nunca es indispensable que estudiantes y obreros luchemos por la defensa de nuestros derechos, que han costado sudor y sangre a generaciones anteriores.

Compañero, desde el CLEP-CEDEP te invitamos a que te sumes a nosotros por la defensa de la educación pública y por la transformación socialista de la sociedad.

¡Educación primero al hijo del obrero, educación después al hijo del burgués!
¡Unidos y organizados, venceremos!
¡Obreros y estudiantes, unidos y adelante!

Fecha: 
Febrero de 2009