Posible Huelga en la Universidad Autónoma Metropolitana.

Autor: 
Evert Beltrán González

Desde el 17 de diciembre de 2010 los miembros del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) entregaron el emplazamiento a huelga a la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCyA), así como a la Rectoría General de la UAM, teniendo como consecuencia que el 10 de enero de 2011 se iniciaran las negociaciones en Rectoría General. 

Desde el 17 de diciembre de 2010 los miembros del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (SITUAM) entregaron el emplazamiento a huelga a la Junta de Conciliación y Arbitraje (JCyA), así como a la Rectoría General de la UAM, teniendo como consecuencia que el 10 de enero de 2011 se iniciaran las negociaciones en Rectoría General.
En medio de este conflicto el pasado 21 de enero de 2011 en la Unidad Iztapalapa, el Grupo Interno Coordinador (GIC) del SITUAM convocó a una Asamblea Universitaria a las 2:00 pm., teniendo como asistentes a algunos estudiantes, académicos y trabajadores en general. El motivo principal de dicha reunión era informar a la comunidad estudiantil el por qué del emplazamiento a huelga (1° de febrero), así como pedir el apoyo de la misma, pues por parte del sindicato no se ve la necesidad de estallar la huelga, sin embargo y en palabras de los miembros del SITUAM, la Universidad esta obligándolos a tomar ese camino debido a que están condicionando los acuerdos, además de que su actitud se encuentra fuera de lugar.
En la asamblea se tocaron de manera muy general los puntos del pliego petitorio, que se reducen a dos: 1) se solicita un aumento del 20% a los salarios y 2) que se reparen las violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) conforme a los acuerdos firmados en febrero de 2010, los cuales no ha cumplido la Universidad. Considero pertinente abordar los dos puntos mencionados en base a la información proporcionada en la asamblea.
1) La solicitud del incremento del 20% a los salarios se debe al incremento del costo de la vida, lo que trae consigo la perdida del poder adquisitivo del salario.
Sin duda alguna esto se puede verificar dándose una vuelta a los mercados, tianguis o cualquier establecimiento en donde se ofertan los productos de la canasta básica, los precios están por los cielos, mientras que el salario se encuentra por los suelos.
La respuesta de la universidad a éste punto, ha sido negativa, pues señala que está imposibilitada para aumentar tal porcentaje, pues sus recursos le son otorgados por el Gobierno Federal, al ser un organismo público descentralizado, además de que dicho porcentaje les es excesivo. Habría que recordar que desde hace varios años el presupuesto a la educación ha ido disminuyendo considerablemente (ver un poco más en http://clep-cedep.org/node/202), a lo que las autoridades responden diciendo que se tiene que recortar  la matricula, que tiene que haber un “reajuste del personal académico”, que la investigación se verá mermada, pero no dicen nada de sus sueldos o de las obras que resultan caras e inútiles, como es el caso del auditorio del edificio AT en la Unidad Iztapalapa con piso de mármol. Tampoco es extraño que siendo dependiente del gobierno, siga la misma política de ataque a los trabajadores y de dejar caer sobre sus espaldas la pesada loza que es la crisis capitalista.
2) Se exige la reparación de las violaciones en los siguientes casos: Mejora salarial, Capacitación personal académico, Personal académico, Violaciones en Materia de trabajo, Prestaciones, Beneficiarios por defunción de un trabajador, Plazas vacantes, Becas y estímulos como parte integrante de salario y Materia de trabajo. Debido al incumplimiento de los mismos conforme a los acuerdos firmados por ambas partes en febrero de 2010 y que por motivo de espacio no se desglosan.
La Universidad argumenta la falsedad de las violaciones mencionadas anteriormente. Por lo que los miembros del SITUAM no ven ningún avance en las negociaciones, ni la disposición de la Universidad para evitar el estallido de la huelga. Es obvio que la Universidad no quiera ceder en ninguno de los dos puntos del pliego petitorio del SITUAM, debido a que la política general del gobierno del espurio Calderón, es de no dar nada e incluso arrebatar todo lo alcanzado en décadas pasadas por medio de la lucha.
Al terminar de informar sobre las peticiones y las negociaciones se invito a que los estudiantes se sumaran y apoyaran la huelga, se menciono que se debía de romper la barrera entre trabajadores y estudiantes. De inmediato se abrió una ronda de preguntas y propuestas. Se hablo de la posibilidad de un enfrentamiento entre estudiantes y trabajadores, al no querer los primeros que iniciara la huelga, a lo que se respondió que los trabajadores no caerían en ese tipo de provocaciones y respetarían la decisión de los estudiantes siempre y cuando fuera la mayoría, pero que ellos no veían ese escenario. En otra participación se dijo que era muy plausible que se llevara a cabo dicha asamblea, porque de esa forma había un acercamiento del sindicato con los estudiantes, cosa que no había ocurrido antes, también se dijo que como la mayoría de los estudiantes de la UAM somos hijos de trabajadores debemos apoyar la huelga, de la misma manera se abordo el tema de los ataques a los trabajadores desde el inicio de la crisis y como la unidad dentro del movimiento puede ser un contrapeso a dichos ataques, se ejemplifico lo sucedido al SME, es decir, si el gobierno puede destruir a un sindicato combativo como el de los electricistas, que se espera un sindicato independiente, a los trabajadores de a pie (sin sindicato) y el movimiento estudiantil.
Se invito a la Asamblea Universitaria General en el local del SITUAM y se propuso una nueva asamblea en la Unidad Iztapalapa, con el fin de trazar de manera más clara la forma en que los estudiantes vamos a apoyar la huelga en caso de que ésta estalle, asamblea que coincide con una marcha del personal de intendencia a la cual nos pretendemos sumar. Por otra parte los asistentes nos comprometimos a realizar propaganda para informar de manera más amplia a la comunidad y poder dar de esa forma, un golpe a las autoridades universitarias rompiendo el cerco de información, sobre todo al mencionar de qué forma nos afecta y nos beneficia como estudiantes el proceso que se vive en estos momentos en nuestra Casa de estudios.

 

Viva la lucha de los trabajadores del SITUAM
¡Trabajadores y Estudiantes! ¡Unidos y Adelante!

Fecha: 
22 de enero de 2011