Chile: Miles protestan contra la privatización de la educación.

Autor: 
Evert Beltrán González.

Parece estar claro, o al menos más que nunca antes, que Francis Fukuyama estaba equivocado, pues los acontecimientos más recientes principalmente en el mundo árabe y Europa, ha demostrado que la lucha de clases es más que vigente y que aún no ha llegado el fin de la historia.

De la misma manera, podemos darnos cuenta del periodo en el que nos encontramos, es totalmente diferente al pasado por dos cosas muy importantes. La primera es que la clase explotadora, ataca sin miramientos a los trabajadores, haciendo añicos los derechos obtenidos durante décadas de lucha, dentro de los que destaca la educación pública. La segunda es que la clase explotada está saliendo a luchar por esos derechos en cualquier parte del mundo de manera decidida.

Hablando un poco más acerca de la educación pública, lo gobiernos burgueses, lanzan severos ataques a ésta, es obvio que no les interesa el desarrollo integral de los jóvenes, sino la simple obtención de mano de obra barata y de cierto modo acrítica. Los ataques principalmente son el incremento de cuotas, la modificación de los programas y del perfil del egresado, la reducción en la matrícula y etc., etc., En México podemos ver más recientemente en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) el más claro ejemplo de los ataques a la educación pública, sin embargo el gobierno de México, no es el único país que sigue las directrices de los organismos internacionales, tales como la OCDE, el BM, el FMI, la UNESCO, el BID, etc., que pretenden privatizar la educación para echar por tierra la educación pública, dejando todo el peso de la crisis en los trabajadores, al argumentar que se invierte mucho en educación y que los estudiantes deben de asumir los gastos yt una sarta de tonterías de ese tipo.
Un ejemplo de la generalización de los ataques a la educación los vimos en Europa, los conocemos en México y ahora mismo en Chile los estudiantes de secundaria (preparatoria) salen a luchar por educación pública y gratuita. Pues Chile mantiene una política de mercantilización de la educación, que viene desde la dictadura militar de Pinochet y que ahora Piñeira (reconocido pinochetista) mantiene. Lo anterior ha desencadenado una ola de paros en liceos (hasta hace unos días eran 200), con el apoyo del Colegio de Profesores, la Asociación de Padres y Apoderados y la Central Unitaria de Trabajadores. Las movilizaciones se centran en el rechazo al carácter excluyente y segregacionista del sistema de educación chileno, además de la exigencia de la Tarjeta Nacional Estudiantil gratuita todo el año y el fin de la municipalización de la enseñanza, pues promueve la desigualdad (ya que hay localidades con mayores posibilidades económicas que otras). Los cambios que se exigen no solo implican la reestructuración del sistema educativo sino la reforma de la Constitución vigente aprobada por el anterior régimen militar y que en el gobierno de Bachelet, no se modifico.
Como podemos observar, la política de privatización de la educación es a nivel internacional, por lo tanto la lucha debe ser a esa escala, en donde la solidarización sea una de las más importantes armas de los estudiantes y de los jóvenes trabajadores en todo el orbe.
¡Viva la lucha de los compañeros chilenos!
¡Viva la educación pública, gratuita, científica y de calidad!
¡¡¡Unidos y organizados…Venceremos!!!

 

 

 

http://noticias.123.cl/noticias/20110616_850eda83131af70b0e3d90c6f06331ad.htm

[2] http://noticias.123.cl/noticias/20110616_850eda83131af70b0e3d90c6f06331ad.htm

[3] http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=297583&Itemid=1

Fecha: 
27-junio-2011