Desalojo violento en las casas del estudiante en Morelia

Autor: 
Evert Beltran- CLEP-CEDEP

La problemática de la educación pública no se restringe a un estado o universidad en particular, sino que es un problema a nivel nacional, que afecta a lo largo y ancho del país a miles de estudiantes.
La falta de presupuesto, la reducción en la matricula, las condiciones desfavorables en las que nos encontramos los estudiantes (falta de recursos económicos, problemas de desempleo, la violencia generalizada por la supuesta guerra contra el narco, etc.), la carencia de material de estudio (laboratorios, bibliotecas, comedores), como la falta de democracia en las instituciones universidades y bachilleratos  públicos.

Ante esta situación los estudiantes nos tenemos que movilizar, tenemos que organizarnos y luchar por defender la educación pública, su gratuidad, su calidad, su aspecto laico y científico. Ejemplo de ello lo hemos visto en las luchas emprendidas a lo largo de estos  años en algunas partes  del país, en donde los estudiantes han salido de las aulas para mantener un derecho ganado por los trabajadores y mermado bajo las administraciones de la burguesía representadas por el PRI-PAN. No hay institución de educación pública a nivelo superior y a todos los niveles,  que halla no  sufrido ataques (reducción del presupuesto, reformas a los planes de estudio, reducción de la matricula), las normales rurales, las universidades estatales e institutos.

Las luchas estudiantiles en Guerrero y Michoacán
Guerrero y Michoacán son dos estados que han sido golpeados recientemente por la guerra contra el narco, en donde la población se ha tenido que acostumbrar a las extorsiones, a los bloqueos por el narco y a los asesinatos múltiples, han tenido que acostumbrarse al miedo y a la impotencia, sin embargo la juventud, en concreto los estudiantes han salido a luchar porque las condiciones reinantes en la sociedad no son ajenas a las condiciones existentes en las instituciones de educación superior.


Además de eso ambos estados tienen índices elevados de pobreza y marginación, falta de los servicios básicos en las regiones más alejadas, etc. Bajo estas condiciones más la falta de oportunidades de estudio o de empleo, las contradicciones se potencializan lo que desencadena la indignación y la rabia de los estudiantes organizados.
Hace ya unos meses fuimos testigos de la lucha de nuestros compañeros de la normal rural de Ayotzinapa en Guerrero, los que luchaban por mejoras en las condiciones de la escuela, así como transporte y para que un mayor número de estudiantes fueran aceptados en la misma institución. La respuesta del gobierno federal y  del estado (cabe mencionar que el gobernador es un ex-priista que el PRD postulo por sus intereses electorales olvidando la lucha de la izquierda en México) fue la represión, teniendo como resultado dos jóvenes asesinados a sangre fría, mientras realizaban un bloqueo (http://www.clep-cedep.org/node/305).
En Michoacán en la normal rural de Tiripetío, se reprodujo la misma lucha de Ayotzinapa, pues se pedía un mayo número de ingresos a la normal, ya que sólo se aceptan a más de 100, además de tener un empleo digno  al egresar de la normal Los normalistas tuvieron que tomar medidas severas ante la cerrazón del gobierno. El resultado fue diferente al de la normal de Ayotzinapa, sin embargo el gobierno michoacano aplica la ley del talión: “ojo por ojo y diente por diente”.

Hace unas horas el gobierno desalojo las tres casas del estudiante en Morelia, deteniendo a más de 200 estudiantes, más de 300 desaparecidos, además del un posible  asesinato de un estudiante de la casa Nicolaita, seis heridos de gravedad por la golpiza propinada por los granaderos (http://clep-cedep.org/node/325).
Esta fue la respuesta del gobierno priista de Fausto Vallejo, ante las demandas de los estudiantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), que pedían que se les proporcionará 30 vehículos y recursos para promocionar el ingreso a la Universidad Michoacana en el interior del estado, así como que 400 lugares para los estudiantes que no pudieron entrar la universidad.
Así es como los gobiernos priistas solucionan las demandas estudiantiles, no conocen otro método que la represión, no conocen otro dialogo que el de los toletes, gases lacrimógenos y la tortura, sus acciones demuestran su falta de interés en solucionar las justas demandas de los universitarios.
El objetivo de la represión es claro, castigar la lucha estudiantil, mermar la organización de los estudiantes y atacar la educación pública, así como los derechos de los estudiantes.


Ante los acontecimientos no podemos mantenernos al margen, por lo que enviamos nuestra solidaridad a nuestros compañeros de la CUL, por los recientes acontecimientos y manifestamos que:
° Libertad inmediata a los presos
° Presentación inmediata a de los desaparecidos
° Solución a las demandas de los compañeros de la CUL
° La renuncia del rector de la Universidad Michoacana y del gobernador del estado de Michoacán

Unidos y organizados…¡Venceremos!
 

Fecha: 
29-abril-2012