Resolución de Estudiantes, Profesores y Distintas Organizaciones Ante la toma de la Rectoría

Autor: 
Distintos Profesores y Estudiantes de la UNAM

Ciudad Universitaria, a 28 de abril de 2013.

A toda la comunidad universitaria:

Los estudiantes, profesores y organizaciones abajo firmantes, deseamos transmitir a todos los universitarios el siguiente comunicado sobre la situación actual que vive la Universidad Nacional Autónoma de México:

1. Rechazamos la toma del edificio de la Rectoría por considerarla un acto antidemocrático, contrario a las tradiciones históricas del movimiento estudiantil de la UNAM y que se ha producido sin tomar en cuenta la opinión de la comunidad estudiantil. La historia del movimiento estudiantil universitario demuestra que incluso en los momentos más difíciles de represión del Estado las decisiones siempre fueron tomadas por asambleas masivas, abiertas, a través de la confrontación de ideas políticas, y no recurriendo a la imposición y al autoritarismo, tal y como sucedió al término de la marcha del 19 de abril, donde un grupo reducido de personas decidió ingresar al edificio de Rectoría pese a la oposición de los estudiantes que integraban el contingente.

2. El movimiento estudiantil de la UNAM ha sido por varias décadas un protagonista fundamental en la lucha por las libertades democráticas del país, en la defensa de la educación pública y en la solidaridad con las luchas del pueblo de México. Así lo ratifican movimientos universitarios como el de 1929, que conquistó autonomía; el de 1968, por los derechos civiles; las movilizaciones de 1985, en apoyo a las víctimas de los sismos; el de 1986-87, contra el Plan del rector Carpizo; y el de 1999-2000, en defensa de la gratuidad de la educación. No menos importantes son las luchas de trabajadores administrativos y académicos en la huelgas de 1972-73, 1975, 1977, 1983 y 1988 En todos éstos acontecimientos históricos los estudiantes siempre tomaron decisiones en asambleas abiertas, respetando las decisiones de la base estudiantil y enarbolando los intereses de la comunidad universitaria. Creemos que es necesario reconocer y dar toda nuestra solidaridad a nuestros compañeros de los CCH, quienes desde el semestre pasado han construido la resistencia en los salones y las explanadas de sus planteles en defensa del proyecto original del CCH, es importante señalar que ellos no han participado en la toma de la Rectoría, por lo tanto nos parece grave que sean los ocupantes de la torre quienes se erijan como los representantes de la comunidad estudiantil, pues la lucha contra la reforma neoliberal que pretende implementarse en el colegio, emana directamente de cada una de las asambleas por plantel y son éstas las que determinan qué tipo de acciones se deben seguir.

3. Nos oponemos tajantemente a que un conflicto como el presente sea resuelto mediante la intervención de la fuerza pública, tal y como los enemigos de la Universidad han venido promoviendo en prensa, radio y la televisión en los últimos días. La experiencia histórica ha demostrado que la intromisión del Estado en asuntos universitarios tiende a socavar la autonomía universitaria y da pie a que se violenten las libertades de expresión y manifestación de estudiantes, profesores y trabajadores en su conjunto. Asimismo, repudiamos enérgicamente que desde las altas esferas de poder, se esté promoviendo un clima de confrontación para justificar el ingreso de la fuerza pública al campus.

4. De ningún modo aceptamos la disyuntiva maniquea promovida desde la Rectoría sobre la forma en que los universitarios nos debemos oponer a la toma. Mientras que para el actual rector, el conflicto se reduce simple y llanamente a una situación de violencia que debe ser resuelta con actas ante la Procuraduría General de la República, para nosotros se trata de preservar los métodos y principios del movimiento estudiantil en un contexto en el que se ha intensificado la criminalización de la protesta social y donde al Estado le conviene extirpar de la Universidad aquellos elementos que la convierten en un centro natural de crítica, reflexión y de organización política de los estudiantes bajo principios democráticos.

5. Consideramos que el diálogo entre estudiantes, profesores y trabajadores es el mecanismo ideal para evitar una salida que favorezca a los sectores más conservadores del país y a quienes desde la burocracia pretenden reinstalar el autoritarismo, el porrismo y el clima de represión vividos en otros tiempos. No debe olvidarse que la libertad de organización y manifestación que hoy preservamos, no fueron concesiones graciosas de las autoridades, sino producto de luchas, movimientos y huelgas masivas como la de 1999-2000. Convocamos a todos los estudiantes a organizarse y a discutir en asambleas locales los principales problemas que afectan a nuestras comunidades, para posteriormente hacer pleno ejercicio de nuestra autonomía universitaria y encontrarnos en un espacio que nos incluya a todas y todos, en un ambiente democrático, plural e incluyente.

En defensa de la autonomía universitaria

Estudiantes y profesores de: CCH Sur ,Azcapotzalco, Políticas, Filosofía, Ciencias, Derecho, Psicología, Ingeniería, Acatlán, Aragón, TUM, Universidad Insurgentes.

Colectivo Estudiantil Cuceb CCH-Azcapo, CGh Ho Chi Minh, CLEP-CEDEP, Teller Cultural Manifiesto CCH Azcapotzalco, PRT, CEM, MAES, MENA,  El Pregón, MLN, Jóvenes ante el Desastre y la Emergencia Nacional, la Izquierda Socialista
 

Fecha: 
28- Abril-2013