Estudiantes rechazados año tras año de las universidades públicas.

Autor: 
Cynthia García

Miles de estudiantes son rechazados cada año de las universidades públicas. En esta primera ronda (Febrero 2013) que convocó la UNAM, de los  126 mil jóvenes que realizaron el examen de selección, sólo 10 mil 916 fueron aceptados. La UNAM ofrece 3 sistemas para ingresar: sistema escolarizado, abierto y a distancia. Para el Sistema Escolarizado se presentaron al examen 115 mil 112 jóvenes y se aceptaron sólo a 7 mil 792; para el Sistema Abierto se presentaron 6 mil 285 estudiantes de los cuales fueron aceptados mil 39; y para el Sistema a Distancia de 5 mil 356 sólo entrarán 2 mil 85 jóvenes.   Es decir solo acepto al 8.6% de los aspirantes, pero particularmente solo fue aceptado 6.7% de los jóvenes en el sistema escolarizado.  


 Por su parte, la directora del Instituto Politécnico Nacional Yolóxochitl Bustamante Diez mencionó que sólo ofertarán 20 mil lugares entre 95 mil estudiantes, situación que padecerá también la UAM.  Es decir solo el 21% de los aspirantes ingresará al IPN, pero cabe aclarar que dentro de este 21% se encuentran los compañeros de vocacionales (Cecyt’s) por lo que los lugares para los externos son muy pocos, y  aunque los alumnos de vocacionales no cuentan con pase automático, en su mayoría son aceptados, lo cual es completamente correcto, sería un error que el IPN no aceptara a sus propios alumnos a los que les imparte educación por 3 años en el bachillerato.
Ahora por otro lado, vemos que el número de estudiantes rechazados no ha cambiado y que incluso ha ido en aumento año con año. En 2012, por ejemplo, en la UNAM de los más de 191 mil aspirantes que participaron, sólo fueron aceptados 17 mil 590 (9.2 por ciento). En el IPN  69 mil aspirantes  no obtuvieron un espacio educativo, es decir, el 75.2 por ciento de quienes presentaron el examen. En la  Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), en su segunda vuelta,  68 mil estudiantes de los 80 mil que realizaron el examen de admisión fueron rechazados.  Con estas cifras logramos darnos cuenta del incremento de estudiantes rechazados este año y de los que aún faltan para la segunda vuelta de la UNAM y de la UAM.
“Todas las cifras aquí presentes son proporcionadas por las Instituciones mencionadas y oficiales.”
Respuesta de las autoridades
Ante este número enorme de rechazados los estudiantes han pedido una respuesta a las autoridades de las universidades con mayor demanda (UNAM, IPN y UAM) e incluso a la SEP. La respuesta ha sido la misma cada año. "Las autoridades admiten que el proceso de selección constituye mecanismos de selección y ordenamiento de los estudiantes en función de la disponibilidad de los espacios de cada institución y no determina aprobación o reprobación por lo tanto los estudiantes que no obtienen un lugar no han sido reprobados". Es por eso que los estudiantes no aceptados salen a las calles en protesta por el cinismo de las autoridades que sabiendo el problema no aumentan la matrícula y sólo utilizan el examen de admisión como un obstáculo que desvía a los estudiantes de lo que realmente quieren hacer: estudiar e ingresar al nivel superior donde puedan adquirir las bases y el desarrollo para una mejor educación y mejores oportunidades de vida en el campo laboral.
El problema de los estudiantes  no aceptados tiene que ver también con la política del gobierno al destinar menor presupuesto para la educación pública, para infraestructura y sueldos para los profesores con la finalidad de crear  más universidades públicas de calidad y por consiguiente más lugares.
La economía de México cada vez empeora más, por lo que es imposible pensar en pagar una universidad privada además que ninguna universidad cuenta con la calidad del IPN, UNAM o UAM. No se pide que se eliminen las pruebas, éstas son buenas sólo si ayudan al objetivo  construir el conocimiento; lo que se pide es que estas pruebas no sean un pretexto para ingresar a las universidades públicas  y así continuar estudiando. Es decir si todos los aspirantes tuvieran todos los aciertos en el examen, aún así, no habría lugar para todos.
Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA)
Así como cada año son rechazados miles de estudiantes, también miles de jóvenes se organizan cada año para hacerle frente a las autoridades y luchar por un lugar dentro de las universidades públicas, tal es el caso del Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA). Éste se organiza dentro del Comité de Lucha del IPN (CLEP) con 36 años de experiencia y el Comité Estudiantil en Defensa de la Educación Pública (CEDEP) fundado en 1999-2000, ayudando éstos a la organización del movimiento estudiantil.  En años pasados miles de jóvenes han participado en este movimiento, que hace defender su derecho a continuar sus estudios y ha conseguido una alternativa para continuar en el nivel superior en el IPN y UNAM. Es por ello que te invitamos a que te unas  ¡porque sólo unidos y organizados venceremos!

Fecha: 
30 de Mayo de 2013