Contra la represión de la protesta social

Autor: 
Movimiento de Estudiantes No Aceptados

A 42 años de la represión estudiantil de 1971, la cual buscaba desarticular en su totalidad el movimiento estudiantil de 1968, se repite una vez más en esta fecha una represión por parte del Estado, en este caso por parte del Gobierno del Distrito Federal y de sus principales representantes, como lo es Miguel Ángel Mancera (jefe de gobierno del DF), así como de Héctor Serrano Cortés; de  Seguridad Pública (SSPDF), Jesús Rodríguez Almeida;  y el procurador general de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Rodolfo Ríos Garza.

La movilización de 1971 claramente respondía a la lucha de clases que se estaba dando en ese periodo en nuestro país, el movimiento estudiantil de 1968 había sido duramente reprimido, sin embargo no logro ser desarticulado, los estudiantes se organizaban en torno a los Comités de Lucha de cada escuela y la movilización que plantean para el 10 de junio era la primera desde la represión del 68. Los estudiantes salen del Casco de Santo Tomás, en el transcurso de la marcha son interceptados por cuerpos policíacos y por los llamados “Halcones”, los cuales eran grupos de choque que respondían al Estado, la represión inicia dejando múltiples heridos y muertos.
Los hechos sucedidos el día de ayer nos recuerdan a los ocurridos 42 años atrás, siendo  que unos meses antes Mancera sostenía que “"El Gobierno del Distrito Federal de ninguna manera tiene una lógica de represión. Una lógica que no atienda más que a la seguridad de los ciudadanos" queda demostrado una vez más que las palabras no trascienden a los hechos y que la criminalización de la protesta social se vuelve cada vez más recurrente en nuestro país.
Como cada 10 de junio la juventud (conciente de su memoria histórica)  salió a las calles a manifestarse en contra de la represión a los estudiantes, en pro del juicio a los responsables del 71, en defensa de la educación pública, gratuita y de calidad, y sosteniendo que la organización es el único medio para llevar a cabo todas las demandas anteriores; pese a que la manifestación era pacífica las provocaciones por parte de la policía estuvieron presentes, los insultos estuvieron presentes, los golpes estuvieron presentes, la represión estuvo presente.

El 10 de junio del 2013 la marcha histórica terminó con un saldo de 22 detenidos, entre los cuales destacan miembros de organizaciones políticas como lo es la Liga de Trabajadores por el Socialismo o la Unión de la Juventud  Revolucionaria de México, así como múltiples heridos, tal es el caso de un compañero que terminó inconsciente por los golpes sufridos a causa de la policía.

 

El regreso del PRI al poder

Ciertamente no puede afirmarse que el GDF tenga un plan represor de manera aislada, sino que el Gobierno del DF está respondiendo a los intereses del partido en el poder, en este caso el Partido Revolucionario Institucional.

El teatro democrático que impera en nuestro país cada vez tiene un telón más raído, los partidos políticos registrados no responden a las demandas de la clase que supuestamente representan, cada vez es más notorio que no existe ninguna diferencia política entre ellos y que su actuar va coordinado en pro de la clase dominante.

Las represiones que hemos vivido en este último periodo no son casualidad, el retorno del PRI a la presidencia nos remonta a la década de los 70’s en la que la protesta social era criminalizada y reprimida, ejemplos de ello son la represión del 1ro de diciembre, la represión en los CCH´S, la represión al movimiento Magisterial, la represión a los pueblos que defienden su tierra, y ahora la represión del 10 de junio.

Los grupos porriles utilizados por el PRI están reactivándose en las esuelas, a la policía se le están otorgando facultades que no debe de tener, la criminalización de la protesta social es recurrente con el gobierno que está en este momento.

Es por eso que desde el Movimiento de Estudiantes No Aceptados nos manifestamos en contra de la represión ejercida hacia los estudiantes, hacia los trabajadores, hacia la juventud, nos manifestamos en contra de la represión ( de cualquier índole) ejercida hacia la población en general. Entendemos que el problema no es de un partido solamente, el problema es del sistema en el que vivimos y bajo el cual nos desarrollamos, el capitalismo que solamente oprime a los trabajadores  y a sus hijos, dejándolos en la miseria y beneficiando a la clase burguesa de nuestro país.

 

EXIGIMOS LA LIBERACIÓN INMEDIATA DE TODOS LOS COMPAÑEROS PRESOS EL 10 DE JUNIO DE 2013

NO A LA REPRESIÓN POR PARTE DEL ESTADO

NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA SOCIAL

SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS

¡PRESOS POLÍTICOS, LIBERTAD!

 

Movimiento de Estudiantes No Aceptados

CLEP-CEDEP

Fecha: 
11 de junio 2013