FES Aragón: Lucha y solidaridad con el magisterio democrático

Autor: 
Jeniffer Escobar Medina-Sociología de la FES Aragón

Es increíble cómo la lucha del magisterio por echar abajo la mal llamada “reforma educativa” ha traído simpatías de diversos sectores y el estudiantil no ha sido la excepción. Aquí les dejamos la colaboración de una compañera que se ha sumado a la lucha con entera determinación, convicción y solidaridad. 

El martes 17 de septiembre la FES Aragón se sumó al paro que se llevaría a cabo en apoyo a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en respuesta a los actos represivos emprendidos por el gobierno para desalojar a los profesores del Zócalo capitalino el pasado viernes 13.

La jornada dio inicio a las 12 de la tarde en la explanada frente a la biblioteca, lugar donde se reunió la comunidad aragonesa interesada en conocer el rumbo que ésta tomaría. En lo general la asamblea transcurrió  en orden, escuchando las diferentes opiniones tanto de compañeros a favor como en contra del paro de 48 horas y posteriormente se votó resultando una mayoría a favor de éste.

Fue a las 5 de la tarde cuando se procedió a realizar la segunda asamblea para el turno vespertino para determinar de una vez si el paro sería un hecho o no, y a  pesar de que la lluvia sorprendió a los asistentes, la reunión siguió su curso y al igual que en el turno matutino, se decidió darle el sí al paro.

Sin embargo, hay que destacar que ya tomada la decisión de sumarse al paro estudiantil, un grupo de alumnos de la carrera de derecho, del turno vespertino, comenzó a manifestar su inconformidad por tal acuerdo, argumentando que había sido una decisión impuesta al ser poco representativa; así  después de un largo tiempo de discusión en la que el orden brillaba por su ausencia, se determinó la realización de una tercera asamblea para el día siguiente, a la cual asistieron sólo unos cuantos alumnos en oposición, que en un principio decían ser mayoría, sin poder de esta manera revocar el acuerdo Inicial.

El paro siguió su curso, se realizaron diversas actividades desde el martes por la noche hasta el jueves que se liberaron las instalaciones. Asistieron maestros de la CNTE a tocar un poco de trova para amenizarles la noche a los compañeros, se le invitó a la comunidad estudiantil a asistir a las mesas de dialogo que se estarían organizando para  el día jueves por la tarde para discutir acerca de la reforma educativa y las reformas estructurales; se repartió la información referente a estas reformas entre los compañeros paristas y así mismo se organizaron brigadas para informar sobre ésta problemática nacional a los vecinos de los alrededores de la facultad.

La reacción que tuvo la población externa a la universidad ante el paro y a los alumnos que llevaron esta acción a cabo fue alentadora pues, en su mayoría, se mostraron atentos y receptivos ante los motivos expuestos por estos últimos, se solidarizaron con la causa ofreciéndose a propagar información entre sus conocidos, e inclusive llegando a donar alimentos.

Pero no solo la población externa al plantel se unió a la causa después de todo, ya que si bien gran parte  del alumnado de la carrera de Derecho del turno vespertino se mostró poco abierto y participativo dentro de las acciones tomadas, también es cierto que algunos estudiantes de la misma carrera, pero del turno matutino, al ir a la facultad el miércoles para exigir sus clases, se abrieron al dialogo y terminaron acompañando al contingente de la FES que se dirigía a la marcha en apoyo a la CNTE con destino a la plaza de las tres culturas.

Y se espera que las cosas no culminen ahí, pues como se ha venido mencionando desde un principio, el paro no es un fin sino tan sólo un medio, por lo que las acciones no deben cesar con dicho acto. En este sentido, se programaron diferentes actividades para dar continuidad al movimiento, como brigadeo por las calles y saloneo dentro de la facultad con el objeto de lograr una mayor participación política dentro y fuera ésta. Si realmente se comienza a generar un compromiso con la causa y nos organizamos planificando acciones como estas, pequeñas pero concretas, que nos conduzcan hacia metas reales, será más sencillo poder transformar la realidad en la que vivimos, pues como decía Antonio Machado: “Hoy es siempre todavía.”

 

Fecha: 
24 de sep