Sobre las demandas estudiantiles en ESIME Zacatenco Una vez más se demuestras que sólo la organización garantiza la solución a nuestras demandas

Autor: 
Carlos Contreras

 

"Quienes negaron la libertad para defender sus  privilegios no pueden reclamarla ahora para intentar recuperarlos."
– José de San Martin.

El día lunes 10 de febrero de 2014 se llevó a cabo una asamblea en el auditorio 1 de ESIME Zacatenco para resolver asuntos relacionados  grupos especiales y sobrecupos, problema que se agudizó del año anterior a éste debido a la entrada del nuevo modelo educativo en ESIME. La problemática consiste en el hecho de que cientos de alumnos en situación de irregularidad académica terminan por no encontrar espacios en los grupos que las autoridades abren debido a que éstos se saturan por los alumnos, que por su situación regular, pueden hacerlo desde el principio.      

                                                         

 En algunos casos sí existe lugar para tal o cual materia pero los espacios entre clase y clase para los compañeros es tal que en algunos casos tendrían que pasar más de 12 horas en la escuela. La problemática de la falta de grupos es tan sensible que incluso muchos estudiantes llegaban a las 3 de la mañana para ser de los primeros en inscribirse. 

 A la reunión asistieron  alrededor de 200 alumnos. En la asamblea estuvieron presentes algunos directivos de la ESIME, como los jefes de carrera, y los llamados representantes de los estudiantes (los consejeros). En presencia de las autoridades los alumnos explicaron cuáles eran las situaciones y exigieron una solución al problema. En respuesta, los directivos vertían argumentos como: “la asamblea de los burros”, “nos gustaría tener estudiantes que sí estudiaran”, “simplemente no reprueben”, etcétera. Nosotros explicamos que el  desempeño académico no depende solo de los estudiantes, ni de qué tan inteligentes o huevones son, hay otros factores que  intervienen  en el entorno en el cual nos desenvolvemos: problemas familiares, el desgaste que se produce al pasar mucho tiempo en el transporte público porque vivimos muy lejos de la escuela,  algunos no contamos con los recursos suficientes para comprar el material para nuestras prácticas o para comprar algún material de apoyo; algunas compañeras hicieron referencia a que eran madres solteras y eso era una pesada carga que iba más allá de cualquier situación académica.

Es un error de los directivos y consejeros manejar como una verdad absoluta el que los estudiantes que reprueban son burros, flojos, etc.
En ese tono se desarrolló la asamblea y en ningún momento se nos planteó una solución clara y viable para la comunidad de ESIME. Se daban medias soluciones y argumentos para tratar de convencernos de que nuestras demandas no eran posibles, como que no se podían abrir grupos especiales hasta que se llenaran los grupos en el turno de la mañana o viceversa, que solo se podrían abrir grupos especiales en ICE, hablaron de reglamentos y lineamientos, etc., etc. En un intento por dividir a la asamblea los directivos plantearon que los alumnos de la carrera de Ingeniería Eléctrica no tendrían ningún problema en inscribirse. Las autoridades hicieron la asamblea algo extensa y artante para que los compañeros empezaran a fastidiarse y se fueran, y en algún momento lo lograron.

Como se vio que el dialogo con las autoridades se vició y no daban solución a nuestras demandas, se decidió romper la negociación, eso si, sin que antes los directivos trataran de debilitar el movimiento solucionando los problemas de una minoría.

A la salida, la mayoría de los compañeros deciden organizarse para tomar un plan de acción más contundente, en vías de solucionar el problema. Después de que se vertieron algunas opiniones sobre el plan de acción, se decide que ese mismo día se realizara propaganda para tener dos asambleas el día siguiente una a la 1:30 pm y 5:30 pm entere los edificios 2 y 3 para votar que acciones ese mismo día.
El día martes 11 de febrero de 2014, la asamblea para el turno matutino se desarrolló en control escolar y se llegó al acuerdo de ir con el director de ESIME, el ingeniero Navarrete. Cuando íbamos a entrar nos recibió el Dr. Juan José Muñoz, quien nos dijo “en este momento el directos se encuentra en una reunión de consejo técnico, el máximo órgano de autoridad dentro del plantel”. En ese momento se tomó la decisión de que entrara un representante de cada carrera y un representante del CLEP- CEDEP, con la condición de que si no salían con avances en un periodo considerable de tiempo, se tomarían acciones otras acciones más contundentes, dado que sabemos la forma de actuar de las autoridades: hacen reuniones eternas y sin solucionar nada.

En esa asamblea de consejo técnico los representantes dieron nuevamente argumentos de por qué se necesitaban los grupos especiales y los sobre-cupos, los directivos escudándose en un trámite burocrático (el reglamento no se los permitía) se negaban a cumplir las demandas de la comunidad. Como nuevamente no se llegó a una solución, los compañeros decidieron salir de la reunión. En ese momento la asamblea decide cerrar los edificios dos, tres y cuatro antes de la entrada de los compañeros de la tarde, en la lógica de preparar  una asamblea más nutrida y decidir un paro completo en toda la ESIME. Desde luego el cierre de edificios fue boicoteado por las autoridades y los consejeros, quienes por medio de la violencia y azuzando a los alumnos para que rompieran la toma de edificios, tensaron la situación.

Finalmente la presión que se ejerció logró establecer un diálogo con el director de la ESIME y la solución casi inmediata de los compañeros que habían participado en las asambleas y las acciones. La organización de los estudiantes logró que en menos de una hora se solucionaran las demandas que se nos negaron por días.

ESTA ES LA PRUEBA DE QUE LA LUCHA SIRVE, Y QUE UNIDOS Y ORGANIZADOS VENCEREMOS.

Fecha: 
10-FEB-2014