Comunicado sobre los acontecimientos en el Auditorio Che Guevara

Autor: 
CLEP-CEDEP

El 3 de marzo, a las 4:00 de la madrugada, un grupo no identificado de provocadores tomó las instalaciones del Auditorio Che Guevara. Con excesiva violencia se golpeó, amarró y torturó al grupo de anarquistas que estaba haciendo guardia ese día en las instalaciones. Horas más tarde los llamados anarquistas retomaron nuevamente el auditorio.

Estos acontecimientos -que son claramente una provocación- se dan a unos días de las elecciones para consejeros universitarios, que serán el próximo 10 de marzo, y donde hay algunas candidaturas de organizaciones de izquierda con posibilidades de ganar y con programas avanzados con demandas como la existencia comedores subsidiados, entre otras. Este mismo año serán además las elecciones del nuevo rector de la UNAM.

Los acontecimientos de violencia favorecen a la voz de la rectoría quien exige que ese espacio sea entregado a las autoridades universitarias. El auditorio Che Guevara se mantuvo después de la huelga de la UNAM como un icono de resistencia del movimiento, sin embargo y a decir verdad los grupos anarquistas que lo mantiene hasta ahora lo han ido apartando de la comunidad universitaria. Gracias a esta actitud ha habido varios intentos de retomar ese espacio, por lo regular siempre por sectores de la derecha.

Lo ideal para ese espacio es que una asamblea democrática de los estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras y del resto de facultades lo retuviera y de forma democrática sea utilizado para reorganizar el movimiento estudiantil y dar cabida a expresiones artísticas, políticas y culturales. En todo caso está es tarea de la comunidad estudiantil y no de grupos paramilitares o porriles, que solo intentan provocar un conflicto para que intervengan las autoridades y sean levantadas actas administrativas y judiciales para el estudiantado.

Los actos violentos del día 3 de marzo solo han causado una crispación general entre la comunidad universitaria. Dada la falta de actividad política entre los estudiantes de la facultad y de CU, el grupo que ahora detenta el espacio responde de forma violenta a cualquier ataque, alejando cada vez más la posibilidad real de que la comunidad tenga un papel activo en la toma de decisiones sobre el auditorio.

Rechazamos la provocación violenta –intento de tomar el Che- por parte de grupos porriles o paramilitares, también rechazamos toda respuesta violenta por parte de los grupos anarquistas que han tenido el espacio. Cualquier conflicto entre estas dos alas a los únicos que favorecen es a la rectoría general y al ala más de derecha de la burocracia universitaria.

¡Por una asamblea democrática de los estudiantes que ponga el auditorio bajo su control!
 

Fecha: 
04-MARZO-2014