El caso New's Divine: la hipocresía de la derecha y la criminalización de la juventud

El desafortunado saldo de 12 personas fallecidas, nueve jóvenes y tres policías, tras el operativo en la discoteca "New´s Divine" ubicada en la delegación Gustavo A. Madero (GAM) al norte de la ciudad, viene a evidenciar la negligencia y corrupción de altos mandos de la policía y de algunos elementos del gobierno capitalino, así como una política de represión y desinterés hacia la juventud.

Hace ya casi un año que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del Distrito Federal al mando de Joel Ortega y funcionarios de la GAM, operaron el violento desalojo al Movimiento de Estudiantes No Aceptados (MENA) en las instalaciones de Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional (IPN), hecho no ocurrido desde 1968. En ese momento denunciamos la brutalidad con que elementos del cuerpo de granaderos golpearon y vejaron a cientos de estudiantes y padres de familia, y no suficiente con eso, entregaron a 9 jóvenes a los tribunales federales del espurio Calderón. El caso "New´s Divine” ratifica la brutalidad, corrupción y negligencia con que la SSP ha venido actuando para reprimir las movilizaciones de la juventud, y tratar como delincuentes a jóvenes a los que este sistema no les ofrece más alternativas para la recreación y el esparcimiento.

Tras el violento operativo en el que también murieron tres elementos de la policía (una de ellas madre de 20 años de edad), 102 jóvenes fueron detenidos y remitidos a la agencia 50 del Ministerio Público (MP), en donde 30 jovencitas fueron obligadas a desnudarse y fueron fotografíadas y hostigadas por algunos elementos de la policía. Aunque después todos ellos fueron liberados, tuvieron que pasar más de 8 horas incomunicados, tiempo tras el cual la Procuraduría declaró que estaban en calidad de victimas; sin embargo ninguno de los jóvenes pidió que los llevaran hasta ese lugar y menos de la forma en la que lo hizo la policía capitalina. Los llevaron hasta las instalaciones del MP en camiones RTP, y según testimonios de los jóvenes, muchas detenidas fueron abusadas sexualmente, otros tantos torturados psicológicamente, extorsionados y despojados de sus pertenencias.

Lo que está de fondo en este lamentable caso es la falta de alternativas que los jóvenes tenemos para recrearnos. El capitalismo es incapaz de otorgarnos las herramientas necesarias para desarrollar nuestras capacidades deportivas, artísticas, intelectuales y de esparcimiento. En un sistema en el que todo gira en torno al lucro; recrearse requiere tiempo y sobre todo dinero.

No a la criminalización de la juventud

¿Qué delito cometieron estos jóvenes?, ¿Pasar una tardeada de vacaciones en un lugar que funcionaba a todas luces con el consentimiento de la delegación? ¿A las 5 de la tarde? En el hipotético caso de que en este lugar se traficara con drogas y estas les fueran suministradas a los jóvenes, ¿por qué no se había clausurado el lugar con anterioridad?, ¿cómo se puede justificar un operativo en el que los muertos, desalojados y detenidos a golpes son jóvenes que buscan distraerse de la opresión cotidiana?, ¿qué otras alternativas supone el gobierno que tienen los jóvenes hijos de trabajadores para recrearse?

El lugar era visitado por estudiantes de Secundaria, Bachilleres y vecinos de la zona, como decenas o tal vez cientos de lugares a los que los estudiantes y los jóvenes van a divertirse a su forma los viernes por la tarde – noche. En última instancia la culpa de que funcionen este tipo de lugares no solamente son de los dueños, como han señalado los padres de familia de las víctimas, sino de los funcionarios que realizan los trámites y permiten que este tipo de lugares existan.

El argumento para que los operativos policíacos se lleven acabo es que en este tipo de lugares se distribuye alcohol y droga a los jóvenes, pero eso no quiere decir que los jóvenes que asisten a las discotecas o bares sean delincuentes en potencia y que por lo tanto así se les debe tratar, para que entiendan, con la cachiporra en la mano; si las autoridades sabían de que se distribuían bebidas embriagantes a los menores de edad y se distribuían drogas ¿por que no lo clausuraron en su debido momento?.

Durante el operativo a los estudiantes y jóvenes presentes se les privo de salir del lugar, hubo la orden por parte de los mandos de la policía de bloquear la entrada de la discoteca, lo que provoco que producto de la desesperación nueve jóvenes se ahogaran en el tumulto; hubo golpes y ultrajaron a 30 mujeres una vez que estaban detenidos a los cuales se les dio un trato de delincuentes comunes.

Un sector de los medios de comunicación han tratado este tema como si la culpa fuera de los jóvenes diciendo "si quieren comportarse como mayores, tendrán que recibir trato de mayores", como si los dueños de la información y los conductores de los noticieros fueran unas palomitas blancas que tienen derecho de dar clases de moral para que la juventud entienda y enderece su camino.

Silos jóvenes tuviéramos más acceso a los eventos y espacios culturales, deportivos y sociales este tipo de lugares serían menos concurridos; la mayoría de los asistentes comentan que la entrada al lugar era sumamente barato, 30 pesos, cuando el ingreso a un cine de menos cuesta $70 por persona (más los gastos que realices ahí dentro); la entrada a algún teatro oscila entre los $100 y los $300. Y a esto se suma la falta de espacios deportivos en barrios como este en el cual estaba ubicada la discoteca; es normal que ante la falta de espacios culturales y sociales en donde se expresen y se diviertan los jóvenes tanto en sus escuelas y colonias, este tipo de lugares sean sumamente concurridos.

Para este tipo de "periódistas" siempre dispuestos a tener una opinión oportuna en contra de los trabajadores y los jóvenes, por su puesto que sus lugares de reunión no son las colonias pobres de la Gustavo A Madero, de Iztapalapa, de Ciudad Neza o los municipios sobre poblados del Estado de México. Ellos disfrutan un buen vino en un buen bar y un buen lugar donde la policía no los moleste, tienen acceso todo el tiempo a los buenos teatros, cines y centros sociales, donde no hay operativos policíacos y donde pueden disfrutar tranquilamente de unos tragos de vino o cerveza, por que hay una gran diferencia para estos bandidos de la información: si la "gente de bien" se embriaga, e incluso se drogan, no son delincuentes en potencia, simplemente están alegres y ellos si tienen el derecho de hacerlos.

De ninguna forma se puede culpar a los jóvenes de los problemas que el mismo sistema genera, y no se puede culpar a los estudiantes que asistieron el día 20 de junio a tratar de olvidar algunos problemas o pasar un buen rato para bailar, y divertirse en el News Divine.

La hipocresía de la derecha

Por supuesto, condenamos el oportunismo de los partidos de la burguesía, el PAN y PRI, que buscan sacar provecho político de este lamentable acontecimiento. Sus gobiernos han sido los más represores y discriminatorios contra las expresiones de la juventud y ahora quieren distraer la atención pública mientras intentan privatizar PEMEX. Esto no excluye la responsabilidad de funcionarios que intentándose cobijar en la bandera del PRD, cometen actos de corrupción y negligencia.

Después de estos hechos el PAN se ha puesto al frente de las críticas hacia el Gobierno del Distrito Federal y ha pedido llegar hasta las últimas consecuencias en este caso, exigiendo la renuncia de todo mundo: del Secretario de Seguridad Pública, del delegado de la Gustavo A Madero, el cual ya ha renunciado, etc. etc; pero solamente para sacarle provecho político a este caso, sabe muy bien que con está situación el Gobierno del DF no queda muy bien parado frente a un sector de la población y lo trata de explotar al máximo, lucrando políticamente con el dolor de las familias de los jóvenes muertos ese día. Pero todo joven y trabajador consciente sabe lo que es y lo que representado el PAN: represión, desempleo, hambre y miseria; ahora resulta que quien ha ordenado reprimir toda protesta social, de los trabajadores y los jóvenes se ha convertido en el defensor de los derechos humanos. A nadie engañan y repudiamos su actitud cínica e hipócrita.

El PAN en los estados y municipios que gobierna ha fortalecido el aparato de la policía el cual también lo han utilizado para reprimir a los jóvenes, por su forma de vestir, por su forma de peinarse, por su forma de pensar, o preferencia sexual, o simplemente por que camines durante la noche eres un prospecto para que la policía te acose y te moleste, eso es una constante en los municipios del Estado de México gobernados por el PAN.

No olvidamos la forma en que se actuó contra los jóvenes que protestaban en contra de la cumbre América Latina - Caribe - Unión Europea, en Guadalajara Jalisco, golpeando, encarcelando y haciendo redadas en contra de los jóvenes; ¿y quien gobernaba en ese momento Jalisco? el PAN, o qué decir de la represión policial que han sufrido los jóvenes en Querétaro por el simple hecho de manifestar su preferencia sexual.

El PAN no engaña a nadie, su actitud hacia los jóvenes ha sido la de reprimir todo brote de descontento y disidencia en todo terreno: cultural, social; son conservadores y lo han demostrado, de hecho estarían satisfechos con el operativo y de cómo se trato a los jóvenes el 20 de junio sino tuvieran la oportunidad de sacar provecho político de esa situación.

De hecho ahora algunos de los argumentos que han utilizado es sobre la consulta del petróleo, nos dicen que: "este tipo de gente es la que impulsa la consulta del petróleo, si no pueden ni siquiera gobernar bien"; tratan de sacar el máximo provecho posible, y por su puesto que están utilizando estos hechos dolosamente para desviar también la atención sobre un tema importante para el pueblo trabajador que es la reforma energética.

El actuar del Gobierno del Distrito Federal

El mismo jefe de gobierno ha dicho que hubo errores en el operativo, por lo que ya han renunciado cuatro funcionarios de la policía; ya ha renunciado también el delegado de la delegación Gustavo A Madero, Francisco Chíguil y siete mandos policíacos han sido detenidos por estos hechos.

Como al principio del artículo comentábamos, estos hechos y todos los operativos que ha dirigido la SSP del Distrito Federal contra los jóvenes han puesto de manifiesto la negligencia y la corrupción que hay al lo interno de la corporación cuya cabeza principal es Joel Ortega, a quien también han pedido su renuncia los familiares de las víctimas.

Los jóvenes y los trabajadores no votamos por el PRD para que nos reprima y actúe de está forma. El voto hacia el PRD es esperando obtener educación, salud, vivienda, lugares dignos de distracción para los jóvenes y los trabajadores en nuestras colonias, porque sabemos que es una mejor opción ante la derecha panista y el mismo PRI.

Todo joven y trabajador consciente debe denunciar la forma en que algunos funcionarios del GDF y la delegación GAM se comportaron durante el operativo e, incluso, pedir castigo a los responsables de estos trágicos hechos (lo cual no significa que le estamos haciéndole el juego a la derecha o al PRI) pero también debe luchar por un programa autentico socialista a lo interno del PRD para que esté al servicio de los trabajadores, la juventud y los sectores explotados; debemos pedir no sólo la renuncia de los sectores involucrados en estos hechos, sino su misma expulsión del partido.

El PRD es apoyado y fue fundado por los sectores oprimidos de está sociedad, por lo que los militantes que estén al frente de un cargo público deben de atender las necesidades de los que votaron por ellos, lamentablemente estos hechos nos demuestran que hay un sector a lo interno del partido que no les interesa defenderlos.

De ninguna forma actuaremos como el PRI y el PAN lo están haciendo, que oportunistamente están utilizando estos hechos para golpear al gobierno de la ciudad y al mismo PRD, pero defendemos una política consecuente, una política de izquierda socialista a lo interno del PRD, lo cual al parecer algunos funcionarios han olvidado en pos de sus privilegios.

Los jóvenes damos el votos hacia el PRD por mejoras en nuestras condiciones de vida, por tener lugares donde esparcirnos sin ser molestados por los elementos policíacos, por salud, por educación, por vivienda; ubicamos a este tipo de acciones represivas y autoritarias con los gobiernos del PRI y el PAN, y luchamos por que se lleve acabo este programa en los gobiernos del PRD y a lo interno del partido mismo.

La juventud ha demostrado que está dispuesta a apoyar las luchas sociales que se han dado y que existen actualmente en nuestro país. En las asambleas contra el fraude, en defensa del petróleo, es común ver a miles de jóvenes. O qué decir de las luchas que se han dado a lo interno de las escuelas defendiendo la educación pública; estas son demandas que el PRD debe defender.

Los jóvenes votamos por el PRD no para que nos reprima sino para que responda a los intereses de los explotados, esto es: más educación, más salud, más empleo, más recreación y más vivienda, esa debe ser la verdadera política de un gobierno al servicio de los trabajadores. Ante la falta de alternativas para los jóvenes en el capitalismo es necesario acabar de pies a cabeza con este sistema y construir una sociedad socialista. Únete a Militante y lucha por el socialismo.